Quito, hábitat silvestre
ranamarsupial

La rana marsupial andina

La rana marsupial andina (Gastrotheca riobambae) es un animal
característico de Quito que está muy fuertemente arraigado en
la cultura popular capitalina. Estamos más familiarizados con
sus üilli-üillis que viven -o vivían- abundantemente en los charcos
que se forman en la ciudad. Ahora son poco comunes y todavía se
los puede encontrar en los parques metropolitanos y laderas del
Pichincha, así como en las zonas de bosques secos del norte de la ciudad.
Antaño los niños solían jugar con estos renacuajitos durante el
recreo en la escuela o en los terrenos baldíos que habían en barrios
residenciales.

Cuando en Quito hablamos de los üillis, nos referimos específicamente
a los renacuajos de la rana marsupial andina, porque las otras ranas
que aun viven en Quito no se reproducen por medio de renacuajos sino
que del huevo nacen directamente pequeñas ranitas. Por otro lado
también hay que acotar que üilli-üilli es un vocablo típico quiteño, pues
más al norte en la Sierra (Imbabura y Carchi) el nombre cambia al villico;
mientras que hacia el sur se utilizan las palabras pímbalo, ultio o
timbal. Y por último hay que decir que cada vez menos gente los vé y
ya casi nadie sabe qué es un üilli-üilli.

Su modo reproductivo las hace únicas y sumamente interesantes. Usan
charcos y pozas de agua para reproducirse. Inicialmente el macho
empieza a cantar junto al charco invitando a la hembra a aparearse. Ya
en el abrazo nupcial, el macho oprime por la espalda a la hembra y por
sus cloacas empiezan a verter esperma (el macho) y huevos (la hembra).
Una vez que los huevos son fertilizados, las patas de ambos ayudan
a llevar los huevos hacia la zona donde está la apertura de la bolsa
marsupial de la hembra, y con los dedos de las patas, el orifico es
abierto para que los huevos desarrollen en la espalda de la madre bajo
completa protección.

El proceso en la bolsa marsupial toma uno 90
días, pero puede reducir el tiempo si aumenta la temperatura ambiental.
Una hembra preñada puede tener hasta unos 130 huevos que
cuando se transforman en uilli uillis son liberados al unísono en charcos.
La rana marsupial andina vive naturalmente en bosques montanos y
matorrales internadinos del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ).
Poblaciones de la especie en pueden encontrase en Lloa, el Parque
Metropolitano Güanguiltagua, el Parque Metropolitano del Sur, el
Parque Itchimbía, laderas y quebradas del Pichincha, en la cuenca del
río Guayllabamba, los valles secos interandinos, Tumbaco, Pifo, El
Quinche, Sangolquí, el Tingo, La Merced, Alangasí entre otros poblados
cercanos a Quito.

Una de las particularidades de esta rana es que existen variaciones de
color altamente marcadas, incluso entre los hermanos de la misma
camada. Las diferencias son más notorias en los individuos juveniles,
pero se mantiene también en edades adultas, por eso suelen verse
tanto ranas verdes, como verdes y grises incluyendo variaciones otorgadas
por las manchas mas oscuras que se dibujan en la piel.

Durante los últimos 20 años esta ranita en Quito ha sufrido la pérdida
de hábitat a consecuencias del crecimiento urbano. A pesar de esto, es
una de las dos únicas especies que sobrevive en la ciudad -de las seis
que originalmente habían sido registradas en Quito; sus parques, quebradas
y zonas aledañas-. De esas otras solo sabemos que ya no se las
puede ver en Quito y entre los científicos existe la preocupación de que
pueda ser el mismo destino de las ranas marsupiales en poco tiempo
más.

Qué hacer para preservar nuestras ranas
Necesitamos conocer más en detalle a nuestras ranas. Los esfuerzos de
divulgación sobre la rana marsupial y los aspectos que la hacen interesante,
así como sus problemas de conservación todavía son insuficientes,
mientras más gente la conozca, más fácil será conservarla.

Podemos garantizar hábitat idóneo en parques y jardines, el cinturón
verde de Quito y paisajes naturales. Debemos poner a disposición de
las ranas sitios para refugio como bromelias y huaycundos – sus escondites
naturales-. Además hay que garantizar alimento, por ello es indispensable
la presencia de plantas con flores que atraigan insectos. Pero
lo más importante es proveerlas de lugares para reproducción; por ello,
pozas permanentes de agua estimularán la presencia de las ranas para
que depositen sus renacuajos. Estos esfuerzos pueden replicarse por
parte de hogares, instituciones e individuos.

Martín Bustamente, Finding Species

 

Esta entrada fue publicada el enero 30, 2012 a las 5:02 pm. Se guardó como Especies de Quito y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

5 pensamientos en “La rana marsupial andina

  1. byron herrera en dijo:

    Muy buena redacción al menos en la parte que dice que muchos de nosotros jugábamos con estos (üillis, üillis) en los charcos es el ejemplo mas natural de la evolución de la misma naturaleza y es lo mas hermoso y la forma, método de conservación y conocimiento para cuidar nuestra madre naturaleza es algo supe importante para ya no perder mas especies que existen de estas ranitas y demás animales que existen en nuestras áreas verdes.
    Saludos a todos
    Éxito en sus proyectos
    Suerte.

  2. Nicolás Peñafiel en dijo:

    Cuáles son las otras ranas que habitaban Quito? Sé que el cutín es una de ellas y que todavía está presente. Pero, cuáles son las otras cuatro?

    • Hola Nicolás.
      En Quito también vivieron el Jambato (Atelopus ignescens), la rana de cristal altoandina (Centrolene buckleyi), la rana nodriza o rana cohete de Quito (Hyloxalus jacobuspetersi) -esta última junto a Gastrotheca riobambae han sido declaradas como ranas emblemáticas de Quito por el Concejo Municipal en Junio de 2012. También habitaban en las quebradas de Quito ranas como Pristimantis w-nigrum. Nicolás, pronto estaremos generando otro producto respecto a las ranas de Quito. Danos unas pocas semanitas y podrás escuchar algo que te va a acercar más a ellas.
      Gracias y por favor sigue preguntando porque tu participación hace que “Quito, hábitat silvestre” busque más información. Un abrazo. QHS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: