Quito, hábitat silvestre
protegidas2

Las areas protegidas de Quito

El Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) está ubicado sobre un vasto territorio de 426.000 hectáreas. Esta gran extensión cubre una variación geográfica que nos lleva a tierras bajas del nor-occidente, como Pacto y Gualea a 500 de altitud con climas cálidos y abundantes lluvias, donde la vegetación es frondosa y cientos de especies de árboles son el sustento de otras tantas variedades de animales. Por el otro lado, en la parte alta del DMQ, más allá de los fríos y húmedos páramos de la cordillera oriental, las cumbres del Sincholagua, a 4950m, representan el punto más elevado con el clima más extremo.

La amplia geografía alberga climas diferentes y condiciones para 0la vida que favorecen la diversidad biológica. Por las características del territorio del DMQ, este es sin duda uno de los territorios administrativos más biodiversos del planeta.

El DMQ se extiende sobre bosques nublados llenos de agua en el noroccidente, estos ecosistemas escurren hacia la costa para garantizar el suministro de agua para consumo humano y producción agrícola de las zonas bajas; zonas áridas como las de Guayllabamba, donde hay poca humedad pero varias especies propias de bosques secos interandinos y zonas semi-desérticas; y en lo más alto de la jurisdicción metropolitana, los páramos húmedos poblados por pajonales y árboles de papel (o Polylepis) proveen de agua a las parroquias urbanas y rurales del Quito.

La relación que la población de Quito ha mantenido con estos ecosistemas tiene larga historia, los usos de los recursos naturales han significado que algunos de esos productos sean cada vez más raros o que grandes extensiones de bosques hayan sido remplazadas por zonas destinadas a la producción agropecuaria. El crecimiento de la población en Quito se sirve de estos territorios ricos en biodiversidad, pero que también son muy importantes en regular un ambiente saludable capaz de proveer agua, aire limpio, alimentos y lugares de recreación y aprendizaje.

Esta riqueza constituye el Patrimonio Natural de Quito. La administración de las políticas ambientales en Quito está a cargo de la Secretaría de Ambiente del DMQ, una vez que la autoridad ambiental ha asumido la regulación del buen uso de los recursos y asegurar que estos persistan para las futuras generaciones, el reto impuesto es generar una convivencia armónica entre la población y su relación con el entorno. De esta manera, se busca que las zonas productivas y la gente que las trabaja sigan siéndolo, pero esto tiene sustento solamente si hay ecosistemas íntegros (bosques y páramos), que además de preservar una biodiversidad incalculable, garanticen servicios ambientales indispensables como agua, viento, sol, temperaturas adecuadas y polinzadores.

Con esta premisa de un ambiente sano para el buen vivir, La Secretaría de Ambiente ha diferenciado en el DMQ las áreas destinadas al crecimiento de los centros poblados (unas 35.500ha), y las zonas no urbanizables (unas 380.000ha). En las superfi cies no urbanizables se encuentran áreas naturales que ya están protegidas y otras áreas en las que se requiere delimitar el uso porque reúnen atributos críticos para vivir en ecosistemas saludables.

Desde esta perspectiva, se crea el Subsistema Metropolitano de Áreas Naturales (SMANP) que ha empezado su trabajo con la identificación de sectores críticos para la conservación en el DMQ. La primera declaratoria de área protegida se da en el nor-occidente del DMQ. La creación del Bosque Protector Mashpi-Guaycuyacu- Sahuangal se aprobó por el Concejo metropolitano en mayo de este año. La protección de las 17000 ha que conforman el bosque reúne criterios de desarrollo sustentable y recoge la participación de las comunidades locales que se involucran como beneficiarios directos de un proceso innovador en el DMQ.

Adicionalmente, el SMANP se está orientando en nuevas áreas en el noroccidente, pero también en la zona oriental del DMQ, donde los páramos húmedos cumplen una función esencial en el suministro directo de agua para varias parroquias. Con esto en mete, se busca proteger un patrimonio natural incalculable, pero también garantizar el bienestar de las actuales y futuras generaciones.

Martín Bustamente, Finding Species

Esta entrada fue publicada el marzo 15, 2012 a las 8:52 pm. Se guardó como Hábitat de Quito y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: