Quito, hábitat silvestre
valle3

Nuestros valles secos

En la mitad de los Andes, por los valles internos se escurren ríos que van hacia fuera de la cordillera, drenando hacia la costa y la amazonía aguas que nacen en lo alto de los fríos páramos. En el Distrito Metropolitano de Quito, las aguas comienzan su largo recorrido desde la cordillera oriental y bajan hasta el valle interno del río Guayllabamba, este a su vez fluye por el nor-occidente hasta llegar al río Esmeraldas y luego al océano Pacífico.

El valle interno del Guayllabamba se ha formado por la erosión en ambos lados de Los Andes, desde la cordillera oriental en las faldas del Cerro Puntas, Antisana y Cotopaxi; pero también desde los drenajes del lado occidental en el Atacazo y el macizo del Pichincha.

El agua que escurre de los páramos y la que proviene del deshielo de los picos nevados nutre nuestro valle interandino. Los valles internos son los lugares más cálidos de la serranía, están en la parte más baja del callejón interandino; por eso su clima es agradable y la producción agrícola en estas zonas complementa la fecundidad de las zonas altoandinas con productos como guabas, tunas, chirimoyas y aguacates. Por estas condiciones, son lugar frecuente de recreación de los quiteños. Los fines de semana acudimos masivamente por la comida típica, por los complejos recreacionales, los balnearios y el zoológico. El valle seco de Guayllabamba y sus zonas aledañas (San Anotnio, Calderón, Pomasqui, Tumbaco) recibe la visita de miles de quiteños que llegan atraídos por su clima y las bondades de la producción de esta zona.

Estas son también las zonas más secas en el Distrito Metropolitano de Quito pues, la humedad de la Costa y el Oriente se va quedando en los bosques de neblina en las partes externas de los Andes, en lugares como Mindo, Tandayapa, Alluriquín, Baeza y Papallacta. Así, al interior del valle solamente llega aire seco que ha perdido toda su humedad en zonas externas y los páramos húmedos, determinando que la vegetación de estos valles se haya adaptado a condiciones de sequía y calor. Las plantas más comunes en estas zonas semi-áridas son los cactus, hierbas y plantas pequeñas con espinas y hojas duras para no secarse y aunque parezca raro encuentran plenitud en la escasez de agua.

Solemos pensar que los valles secos interandinos son zonas desérticas en donde no hay vida. Nos dejamos guiar por una primera impresión falsa que no valora la gran riqueza que este ecosistema esconde, precisamente porque debe cuidar muy celosamente que su vida no se exponga innecesariamente y corra el riesgo de desecación. Los bosques secos que ocupan estos valles están llenos de vida y entre sus pequeños algarrobos (o faiques)

y arbustos alojan cientos de formas vegetales como musgos, orquídeas y helechos. Entre las especies más comunes del bosque seco están las barbas de viejo que no son otra cosa que bromelias (o huaycundos) propios de los bosques secos, y que tienen importancia en la tradición quiteña, pues con ellas adornamos los pesebres navideños, aunque su cosecha ahora está prohibida, porque de tanto usarlas las hemos llevado a niveles críticos de peligro.

Valorando la importancia de los bosques secos por su gran riqueza biológica; resaltando lo primordiales que son estos lugares porque se ubican sobre extensiones muy pequeñas y altamente amenazadas, y que van quedando muy poquitos porque el terreno sirve más para actividades productivas antes que para conservar matorrales y pencos.

Destacando que estos bosques secos son el hogar de especies que no se encuentran en ningún otro lugar del país y que sus parajes tienen una belleza escénica incomparable, muy cerca de Quito, en la vía Guayllabamba- Malchinguí, está el Bosque Protector Jerusalém. Un área de más de mil hectáreas destinadas a la recreación, y observación de naturaleza; pero que también cumple un papel crucial en preservar lo poco que queda de estos paisajes poco valorados. Jerusalém recibe cada año unos 30 mil visitantes que van desde Quito para encontrar en ese entorno momentos de tranquilidad y diversión.

Ejemplo de la importancia de la naturaleza con nuestra cultura y de la identidad vinculada al paisaje y las tradiciones que hemos desarrollado es el penco, característico de la región interandina, pero más abundante en los valles secos; entre sus hojas se esconden serpientes y guagsas. De esta planta típica del bosque Jerusalém obtenemos fibras para la cabuya, jabón para la ropa y cabello. Su flor larga y alta, conocida como chaguarquero (que también suele ser un apodo para los langarotes), cuando está inmadura brota unos botones a los que hay que cosechar para encurtirlos (alguna gente los llama erróneamente alcaparras). Del palo largo de las flores se usan también estacas por la resistencia de esta fibra. También se obtiene el chaguarmishqui, bebida abundante que escurre del corazón del chaguarquero llena de azúcares que también puede convertirse en miel.

Martín Bustamente, Finding Species

Esta entrada fue publicada el marzo 15, 2012 a las 7:36 pm. Se guardó como Hábitat de Quito y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “Nuestros valles secos

  1. Nicolás Peñafiel en dijo:

    Existen especies ya sea de plantas o de animales que sean endémicas de estos valles?

    • Nicolás. No tenemos certeza absoluta respecto al endemismo en los valles secos interandinos, pero sospechamos que deben albergar algunas especies características que son restringidas y endémicas políticamente hablando, pero también debe haber endemismo geográfico. Vamos a pasar tu inquietud a nuestras colegas en el Jardín Botánico de Quito, talvez ahí nos pueden dar más luces al respecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: